Metros cúbicos equivalen a cuatro kilogramos de grava